Entradas

,

Luna Nueva en Cáncer

Por Lu Gaitán

¡Hola, mis amores! ¿Cómo va eso? El 9 de julio tenemos una Luna Nueva en Cáncer. Así que estamos empezando un ciclo de seis meses. ¿De qué se trata? Quedate por ahí y te cuento.

Siempre que hablamos de Cáncer, pensamos en la figura de la madre y la familia. Eso dicen los manuales de astrología tradicionales y muchas veces reproducimos este imaginario sin darnos cuenta. Y, sobre todo, pensamos en la figura de la madre de hijes que ella misma gestó y parió. Todo muy normado. Pero ¿qué pasa si abrimos el símbolo de Cáncer y pensamos en la función de cuidado y autocuidado? Estamos yendo más allá de la idea de la madre como mujer que cuida a su prole, prepara la comida y toda su vida transcurre en el mundo doméstico. Lo canceriano típico. Cáncer también es el cuidado propio, el cuidado de los animales, de las plantas, de las personas que amamos. Lo canceriano implica generar vínculos de intimidad y de conexión emocional profunda. Con una misma y a quienes incluyamos en nuestra esfera de cuidado. Y este es un detalle interesante, porque lo canceriano hace referencia a lo endogámico. Decimos que algo es endogámico cuando no hay espacio para la diferencia, cuando solo nos vinculamos con personas que son de nuestra familia, clase social o raza. Y yo agregaría: especie. De hecho, el planteo antiespecista es exogámico porque asume que los seres humanos tenemos vínculos con otras especies y que esas otras especies tienen derechos igual que los seres humanos. Entonces, los seres humanos no estamos por encima de otres. Si no estamos por encima, no tenemos derecho a explotarles. Siempre tengo que meter la ficha. Ya sé. En esta línea, me parece súper interesante, a nivel astrológico, ver cómo estos días estuvimos hablando tanto de las aguas. El Mar Argentino, los animales que viven ahí, la posible exploración petrolera en el mar y la destrucción que esto traería. El Golfo de México prendiéndose fuego. El Rio Paraná en una crisis sin precedentes. Las aguas por todos lados. Cáncer es un signo de agua, por si alguna duda quedaba. 

Todo esto tiene que ver con la Luna Nueva en Cáncer que nos lleva a preguntarnos: cuál es la idea de familia que tenemos, qué es lo que vamos a proteger, qué es lo que vamos a cuidar, qué vínculos vamos a nutrir y qué es lo que vamos a dejar afuera. Además, Venus y Marte en Leo hacen oposición a Saturno y cuadratura a Urano. Entonces, ¿cuáles son los proyectos, vínculos y espacios que hoy sentimos alimentar, cuidar y proteger? Siempre que está presente la energía de Cáncer, aparece el pasado, nuestra historia personal, familiar y colectiva. Entonces, ¿qué de todo lo que vivimos, sentimos y experimentamos en el pasado tiene sentido seguir alimentado hoy? Por favor, no caigamos en esa falacia que sostiene que todo lo que es del pasado es malo y todo lo que es del futuro es bueno. Y al revés tampoco: no todo lo del pasado es bueno ni todo lo que viene del futuro es malo. Para quienes saben de astrología, estoy hablando del vínculo entre el pasado y el futuro porque estamos en presencia de una Luna Nueva en Cáncer, con Saturno y Urano activos. Estamos en momentos donde tenemos que articular y hacer dialogar el pasado y el futuro, desde lo que sentimos hoy. 

Entonces, puede ser que por estos días decidas dar un paso en relación a algo que deseas hace mucho tiempo. Puede ser que siempre hayas querido dedicarle tiempo a tu parte esotérica y te daba cosa el qué dirán, pero hoy lo sentís con mucha fuerza y ves que cada vez hay más gente hablando de esoterismo. Entonces, por fin, te anotás en ese curso de astrología, tarot o registros akáshicos. Puede ser que hace tiempo te venís preguntando por la forma en que te alimentás y querés volver a la comida del pasado, la comida casera, la comida de verdad y dejar la comida que no es comida que viene en paquetes y está llena de químicos y conservantes. Entonces, por fin, te conseguís el bolsón de verduras y frutas agroecológicas. Puede ser que hace tiempo que tenés ganas de mudarte a un lugar que esté lejos de las grandes ciudades. Así que, te deseo que encuentres tu casita, un lugar donde te sientas a gusto. Puede ser que hace rato que venís trabajando con tu infancia, el vínculo con tu familia de origen, dándole mil vueltas y, por estos días, hay algo que se destraba dentro tuyo y empezás a crear otra forma de vida, más allá del legado familiar. Pero ya no lo hacés desde el enojo, sino desde el reconocimiento de que todas esas experiencias forman parte de tu vida. Y si venís pateando la pelota para hacer constelaciones familiares, biodecodificar o hacer registros akáshicos, este es un gran momento. No porque las cosas se vayan a resolver rápida y mágicamente, sino porque formamos parte de un entramado colectivo y eso es, ni mas ni menos, que la familia y el árbol del que venimos. Puede ser que hace rato que estás buscando vincularte de otro modo, generando espacios de intimidad, pero sin quedar completamente pegada al otre. Esto no depende exclusivamente de vos, pero en la medida en que te hagas cargo del deseo de vínculos íntimos, respetuosos y que den cierta seguridad, hay más chances de que eso suceda. Hace un par de semanas vi una película documental con la que me lloré todo, que se llama La sabiduría del trauma. Estaba para ser vista online pero ya no más. Me quedé con varias cosas dando vueltas: la primera es que los seres humanos necesitamos vínculos/espacios donde ser genuinos, donde podamos mostrarnos de modo sincero. La segunda es que los primeros años de vida son fundamentales en la conformación de la psiquis. Algo que ya sabemos pero que viene bien recordarlo en la Cáncer sison. Y, por último, que lo que genera angustia y ansiedad son los episodios dolorosos de nuestra experiencia de vida que quedan en secreto, que no son verbalizados, que no son expresados. Entonces, Luna Nueva en Cáncer puede traer la necesidad de revisar nuestra historia de vida, una vez más, para generar algo diferente. Y digo esto porque la Luna Nueva en Cáncer está en sextil a Urano. 

Por ultimo, quiero decirte que podés revisar el feed de las amigas de aprende astrología, porque van a dejar una guía para que veas dónde te cae la Luna Nueva en Cáncer. Donde sea que te caiga, es donde vas a estar empezando un ciclo nuevo. En seis meses vemos qué onda. Y, como siempre digo, la Luna Nueva es para todes pero especialmente para quienes tienen algo de Aries, Cáncer (obvio), Libra o Capricornio. 

Bueno, que tengas un gran comienzo de ciclo. Gracias por estar ahí y por compartir este capítulo en tus redes sociales.   

,

Luna Llena en cáncer

Por Lu Gaitan

Hola, mis amores, ¿cómo les va? Hoy quiero que hablemos sobre la Luna Llena en general y sobre la Luna Llena en Cáncer, en particular, de este 30 de diciembre del 2020.

El ciclo comienza con la fase de Luna Nueva, cuando Sol y Luna están en el mismo signo. Ese es el momento en que hacemos las intenciones y formulamos nuestros deseos. En la fase de Luna Nueva no vemos la luna en el cielo. A las dos semanas de la fase de Luna Nueva, tenemos la fase de Luna Llena. Este es el momento en que Sol y Luna están en un ángulo de 180 grados, o sea que están en signos opuestos y complementarios. O sea, que si el sol está en Leo, la Luna está en Acuario. Si el sol está en Virgo, la luna está en Piscis. Y así. 

En general, les astrólogues simplificamos y decimos “Luna Llena en tal signo” y eso supone que el Sol está en el signo opuesto y complementario. La fase de la Luna Llena es el momento de pico energético máximo del ciclo lunar. Después de este momento donde la Luna brilla en su máximo esplendor en el cielo, el ciclo empieza a decrecer y la Luna empieza a perder luz. Dicho sea de paso, recordemos que la Luna no tiene luz propia, sino que la tiene en la medida que refleja la luz del Sol. Entonces, el ciclo de la Luna refleja el vínculo entre luz y oscuridad, podríamos decir, entre lo que está en conciencia y lo que no. Cuando llegamos al momento de la Luna Llena, es el pico energético de lo que comenzó con Luna Nueva dos semanas antes. Y acá viene el aporte de la astrología: cada Luna Llena se vincula con lo que comenzó seis meses antes en fase de Luna Nueva.

Entonces, hablando más en particular de la Luna Llena en Cáncer de este 30 diciembre, sería interesante que observares qué estaba pasando en tu vida para el mes de junio de este año y qué está pasando ahora. Esta es LA forma de trabajar con astrología: llevar un registro de tus vivencias y de tus momentos. Para algunas personas, es fundamental tener algún diario o bitácora y, para otras, con la memoria es suficiente. A veces las conexiones son muy obvias y fáciles de ver y, otras veces, la conexión es simbólica. La Luna Nueva en Cáncer sucedió el 21 de junio junto al solsticio, en el medio de un corredor de tres eclipses seguidos, súper intensos. ¿Te acordás de esos meses? Puede ser que hace seis meses estuvieras empezando un proyecto y ahora ese proyecto está naciendo. En este caso, la conexión entre Luna Nueva y Luna Llena es muy evidente, pero a veces es más difícil de rastrear. Por eso, creo que lleva tiempo madurar esta forma de percibir, que es, básicamente, aprender a pensar y sentir astrológicamente y, de este modo, podemos percibir formas pero también percibir contenidos, aunque las formas, o sea, las manifestaciones externas, sean diferentes.   

Para ayudarte a pensar en esta Luna Llena en Cáncer, voy a dejarte algunas preguntas para que vos mismx indagues en las revelaciones que vienen con esta Luna. Sí, creo que la Luna Llena, sin importar en qué signo esté, trae grandes revelaciones. Así como vemos a la Luna grande y luminosa en el cielo, así mismo podemos ver cosas de nosotres mismxs y también de la sociedad de la que formamos parte. Y esto que te voy a decir ahora forma parte de una suerte de advertencia lunar. Con las Lunas Llenas, solemos estar más emocionales y exaltades que en otros momentos. Así que atendé y registrá todo lo que sientas y todas las fichas que puedan caer durante el tiempo de vigilia y mientras dormís. Los sueños se ponen ATR y también tenemos dificultades para dormir, sí, todo junto y todo a la vez. También puede ser que estemos con retención de líquidos, así que te sugiero tomar mucha agua y comer sin sal en esos días. Ya sé, qué difícil porque fiestas de fin de año. Por otro lado, en Argentina tenemos la votación sobre la ley del aborto en el Senado el mismo día de la Luna Llena en Cáncer. Adiviná qué temáticas rige el signo de Cáncer: la maternidad, los movimientos de masas, lo popular, el cuidado. A veces, la astrología se manifiesta de manera muy literal. ¿Si el aborto va a ser legal este diciembre? Con total sinceridad, desde la técnica astrológica, a veces me resulta difícil decir sí o no a algunas cuestiones. Espero que sí, que sea ley. Este es mi deseo para estas fiestas. 

Entonces, volviendo a la Luna Llena en Cáncer, te dejo algunas preguntas que te pueden servir como guía para que puedas observar el proceso que se abrió hace seis meses:

¿Cuál es tu idea de familia hoy?

¿Quiénes son las personas con las que te sentís completamente a gusto y en casa?

Este año de pandemia y cuarentena, pasamos buena parte del año encerradxs y aisladxs de la gente que amamos, ¿podés sostenerte a vos mismx sin acorazarte ni rigidizarte?

¿Podés cuidar a otres, además de a vos mismx?

¿Podés sostener la conexión emocional más allá de la presencia física?

¿Pudiste resignificar tu historia personal y entenderla desde otro lugar?

¿Podés mimarte y felicitarte por haber llegado hasta acá, en vez de culparte por todo lo que faltó hacer?

¿Extrañás algo o alguien?

¿Podés darte tiempo para no hacer nada y correrte del lugar de la producción constante y permanente? Obvio, no estoy haciendo referencia a las personas que no tienen posibilidades de elegir, sino a lxs que elegimos llenar la agenda 24/7 como una forma de no lidiar con las emociones y las necesidades afectivas. 

¿Cambiaste tu alimentación en estos seis meses? ¿Cambió tu idea de nutrición?

¿Cambió tu idea de maternidad en estos meses? ¿Creés que la maternidad solo refiere a los hijos humanos y propios? ¿O tenés una visión ampliada sobre lo que significa maternar, que no solo incluye a las mujeres, sino también a varones, trans, animales y naturaleza en general?

¿Se despertó en vos la conciencia ambiental y antiespecista?

¿Estás pensando en irte a vivir a otro lugar?

Y, bueno, mis amores, llegamos al final, ha sido un año intensísimo y les agradezco infinitamente por la compañía en estos meses. Les quiero muchísimo y nos vemos el año que viene. ¡Feliz Luna Llena!