,

Luna llena en Acuario

Por Lu Gaitán

¡Hola, hermosores! ¿Cómo va eso? Este viernes tenemos la Luna Llena en Acuario y cerramos un ciclo que empezó hace seis meses. ¿Hay conexiones entre lo que estaba pasando en ese momento y lo que está pasando por estos días? Acordate que un cierre no necesariamente es algo malo. Hago esta aclaración porque siempre aparecen las paranoias astrológicas. Otra de las cosas que puede pasar por estos días es que tengas insomnio (no aplica si siempre tenés problemas para dormir) o que estén pasando muchas cosas a tu alrededor, que te des cuenta de cosas que venís procesando hace rato y, de repente, todo tiene sentido, que te inviten a hacer mil planes muchas personas distintas entre sí, que tengas ideas nuevas sobre cosas que querés hacer más adelante, que sientas que ya no te reconocés en formas viejas. Todo más activo y revelador que de costumbre… pues Luna Llena. También me puedo imaginar que algunos de ustedes van a querer mandar todo a la mierda. Ya. Ahora. Es difícil decir algo por esta vía de manera universal y que aplique a todes pero: si te sentís estancada hace rato, si sentís que tus relaciones están fosilizadas, si te sentís enjaulada… llegó el momento de hacer un cambio potente. Y acá vienen los “peros”. Revisá si, dentro de lo que hay, podés hacer alguna renovación, como quien hace una actualización del sistema. Pero como no somos máquinas y no podemos customizar la totalidad de la vida (aunque queramos), vas a tener que hablar, usar tu creatividad y ser paciente con los procesos propios y de los demás. Si, por el contrario, ya venís haciendo ajustes acá y allá y no hay cambios, es probable que haya llegado el momento de hacer un cambio de rumbo. Y acá me voy a detener un momento: tenemos la tendencia a echarles la culpa a los demás, sobre todo en materia vincular. Los demás siempre están mal y yo estoy bien y hago todo perfecto. Revisá tu parte. Alto desafío para la cruz fija, sobre todo, Tauro, Leo y Acuario. Esto es importante. Por otro lado, siempre que está presente la energía de Acuario, corremos el riesgo de saltearnos los procesos. Como quien se fastidia con la lentitud de la computadora o del celular y decide reiniciarla cada dos minutos. Hoy estoy a pleno con las metáforas tecnológicas. ¿Viste lo que pasa cuando entramos en el vicio de apagar y volver a prender? Bueno, después empiezan a aparecer las notificaciones de “este programa cerró incorrectamente”, “no se guardaron los cambios”… Cuando vivimos en exceso la energía de Acuario y su regente moderno, Urano, salteamos los procesos. Entonces, con el tiempo, vienen las facturas de lo que no procesamos en su momento. Un ejemplo concreto de esto es que terminamos una relación, un proyecto, una forma de vida, antes de haberla agotado emocionalmente y a nivel orgánico. Porque las emociones y el cuerpo van muchísimo más lento que la mente. Entonces, a los dos años, a los cinco, a los diez, empezamos a tener recuerdos, tristezas y angustias de eso que pasó hace rato. ¿Cómo es posible, si eso pasó hace mil años? Bueno, es que el cuerpo y las emociones van mucho más lento que la cabeza. Insisto con esto. Entonces, volviendo al tema de la Luna Llena de este viernes: prestá atención a esas ganas de mandar todo a la mierda, por capricho, por un raye, por frustración… En ese caso, mi sugerencia, es que hagas el proceso, por más que sea incómodo. Si nos salteamos los procesos, vamos a cambiar personajes y escenarios, pero la situación se va a replicar. En cambio, si lo venís procesando hace rato, si le buscaste la vuelta, si lo comunicaste… Entonces tal vez sí llegó el momento de cambiar de rumbo. ¿Por qué hablo del proceso que nos lleva a cambiar? Porque Acuario tiene dos regentes: Urano y Saturno. Urano va rápido y responde al tiempo de las ideas y la mente. Mil cosas a la vez, sin continuidad, como un loco. Como el arcano del Loco del tarot. En cambio, Saturno va lento y hace el paso a paso. Entonces, el gran desafío acuariano es hacer procesos que lleven a esos cambios… Detalle no menor que solemos olvidar cuando hablamos de Acuario.  

Otro de los temas de esta Luna que aparece con esta Luna Llena en Acuario es cuál es el espacio que les damos a los vínculos. Si somos muy solitarios y no nos bancamos a nadie, porque tenemos la vara muy alta y creemos que nadie está a nuestra altura. El lado soberbio acuariano. O si siempre estamos con gente para llenar nuestros vacíos y si estamos buscando que las personas sean nuestros fans, que nos aplaudan, nos likeen todo y sean nuestro público devoto. El lado leonino que busca ser centro. Y no estoy hablando de las redes sociales, ¿eh? Esto se ve con mucha claridad en las redes, pero estoy haciendo referencia a los vínculos de carne y hueso. Si hay vínculo, hay ida y vuelta. Si hay vínculo, el otre puede estar en la suya y no lo tomamos de manera personal, como que no nos quiere o nos está rechazando. Si hay vínculo, el otre puede darnos un feedback que no nos cope del todo y no vamos a sentir que nos quiere lastimar o que no nos quiere. Y lo mismo para el otro lado. 

Por último, al eje Leo-Acuario lo podemos traducir en “lo personal es político”. Lo personal, Leo, es político, como sinónimo de colectivo, Acuario. O sea que puede ser interesante observar cómo estamos abordando nuestras problemáticas y dilemas. Si les echamos la culpa a cuestiones sociales, como si no fuéramos actrices y actores del colectivo del que formamos parte, o bien pensamos que “todo depende de mí”, como si no formáramos parte de una sociedad y un momento de la historia. Lo complejo e interesante es abordarlo como personal y como colectivo a la vez. Palabras clave: a la vez. Y acá levanto la bandera de la astrología, porque con ella aprendí, bueno, como si lo tuviera resuelto, sigo aprendiendo que las dos cosas son a la vez. Además, creo que necesitamos salir de lo individual y entrar en dinámicas colectivas, con todo lo que eso implica. Nuestra cultura no nos educó para eso. Así que, te sumo una pregunta más: ¿formás parte de colectivos?, ¿cómo te llevás con dinámicas grupales?, ¿cómo te llevás con el disenso en esos espacios?, ¿sólo te vinculás con personas que son iguales a vos? Ya te digo que cómodo no es y que no sabemos bien cómo hacerlo, pero que lo necesitamos y mucho.

Y como para ir cerrando con data astrológica, Acuario es un signo fijo, igual que Tauro, Leo y Escorpio. Por eso, si tenés algo en alguno de estos signos, vas a sentir esta Luna Llena más que otras. También podés revisar en qué casa te cae la Luna Llena, porque ahí es donde vas a estar terminando un ciclo. Por suerte, las amigas de Aprende Astrología dejaron una guía en su feed de IG. 

Bueno, mis amores, espero que tengan una linda Luna Llena. Gracias por estar ahí. Me pueden encontrar en redes sociales como @lu.gaitan, @astrolugaitan en TW y, si no, a través de mi página web, lugaitan.com. Un abrazo grande. 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *