,

De sueños y planetas

Por Lu Gaitán

Desde que empezó la cuarentena, estamos soñando mucho más. Casi películas, ¿no? Es muy interesante cómo se cruzan escenarios, personas y situaciones que nada que ver y, en ese momento, tiene todo el sentido del mundo.

Pero más allá de este encierro que en Argentina lleva casi seis meses, hay momentos donde la actividad onírica se pone más potente. En general, coincide con la luna llena y tránsitos donde estén activos Neptuno y Plutón. Como ahora, por ejemplo. Es un poco difícil saber qué significan los sueños en el momento en que suceden. Lamento decirte que aprender a decodificarlos lleva tiempo, así que millennials y centennials, be patient. Y, sobre todo, tiempo de observación y registro propio.

Si te interesa profundizar en esto, te sugiero que tengas un diario de sueños. Cada vez que te despertás, anotás lo que soñaste. Lo que te acuerdes. Está bueno que tengas un cuaderno a mano, porque la info de los sueños se escapa como el agua. También podés grabar un audio, si te resulta más fácil de ese modo. No analices lo que soñaste, sobre todo si ese análisis es forzado. Si te viene una interpretación de manera espontánea, buenísimo; si no, dejá que el significado aparezca solo. Llevar los sueños a terapia enriquece muchísimo el proceso. Qué palabra “proceso”. Y sí, siempre estamos en una, no creo que haya un momento donde no estemos elaborando algo, muchísimo más en este contexto. Otra opción interesante es hacer un diario de sueños que incluya variables lunares. Esto aplica sobre todo a las mujeres y personas que menstrúan. Por ejemplo, “hoy es el día 20 de mi ciclo y soñé que tal cosa y tal otra y la Luna está en Piscis”. Te estoy proponiendo un método para ordenar algo que por definición es sutil y se escapa a definiciones muy tajantes, por eso creo que los libros que hablan sobre el significado de los sueños, al modo de un diccionario, tienen un alcance limitado. Sirven, pero hasta ahí nomás. Creo que en los sueños aparece información sobre nuestros miedos y deseos no expresados. Re sí. Pero creo que hay más información. Por ejemplo, sueño que le digo a mi ex pareja todo lo que no pude decirle en su momento. Ese sueño tiene un efecto reparador. La “lógica” de los sueños es que no existen ni el tiempo ni el espacio tal y como los conocemos, entonces no importa si esa charla no pasó de verdad, porque en mi fuero interno algo se cerró.

Otro sueño muy común es que se caigan los dientes. Los dientes en astrología están vinculados a Saturno, por ende, a la figura del padre y todas las figuras de autoridad. Entonces, podríamos decir que hay una estructura que se está cayendo y nos deja en estado de vulnerabilidad. Imaginate que, si solo tenés las encías, sos como un bebé o unx ancianx, entonces solo podés comer cosas blanditas.

Otra posibilidad es que sueñes que tenés sexo con tu mamá, tu papá o alguien de tu familia. Es incómodo, porque nuestra cultura tiene el tabú del incesto, algo que no está presente entre los animales. Qué complejo ser humanx, ¿eh? Somos producto de la
cultura y también somos animales. Los sueños donde cogemos con gente de nuestra familia son re comunes y no quiere decir que te hayas convertido en un personaje de Game of Thrones. Creo que en ese caso es muy interesante que puedas rastrear qué es lo que significan ellxs para vos. Este tipo de sueños tienen la capacidad para alquimizar algo. O, dicho de otro modo, transformar algo en nuestro interior. Supongamos que estás lidiando con tu lado vulnerable y soñás que cogés con tu mamá. Una interpretación posible sería que estás necesitando desarrollar ese lado maternal en vos. O sea, aprender a cuidarte y mimarte. Si soñás que cogés con tu viejo, la interpretación que se me ocurre es que necesitás aprender sobre los límites. En el terreno simbólico, el padre trae los límites.

También puede pasar que en los sueños aparezcan los elementos: un incendio es la presencia del fuego, así que indagaría en los enojos no expresados o en la necesidad de hacer un cambio potente en tu vida. El fuego es transmutador. O puede ser que sueñes con una inundación. Ahí se hace presente el agua, o sea que toca lidiar con las emociones en vez de seguir haciéndote la boluda con eso. O puede pasar que sueñes que estás en el campo, ahí es el elemento tierra y habla de la necesidad de estar calma. O soñás que volás, muy del elemento aire, vinculado a la necesidad de ir hacia nuevos territorios.

También puede pasar que tengas un sueño premonitorio. Creo que hay una tendencia a creer que esto es un “poder especial”, medio X-men. Perdón que sea cortamambo del narciso espiritual, pero es bien mamífero, por ende, muy humanx. Como animales que somos, estamos conectadxs a todo lo que existe a nuestro alrededor y acá aparece algo de lo que habla Freud: los restos diurnos. En las experiencias cotidianas que tenemos durante el tiempo de vigilia, vamos recolectando información de nuestras vivencias de un modo inconsciente, de ahí que en los sueños aparecen mezclas de situaciones que vivimos durante el día; eso nos permite hacer una predicción de algo que va a pasar, porque esa información ya está en el campo y estamos viendo la potencia.

Estos meses que quedan del 2020, vamos a tener un tránsito bastante fuerte. El de Marte en Aries retrogradando, haciendo cuadratura a Plutón. Estuve recibiendo mensajes en redes sociales comentando que tienen sueños violentos: robos, abusos, asesinatos. Nada demasiado feliz. Jung diría que es expresión del animus en las mujeres, o sea, del lado yang, activo, extrovertido y aguerrido. Mi lectura de estos sueños es que están expresando una potencia que está inconsciente, o sea, dormida. ¿Entonces? Este segundo semestre, el asunto va a ser activar, poner límites ante la invasión de los demás y eventualmente enojarnos. Creo profundamente que los enojos nos sirven para salirnos de situaciones opresivas. Entonces, si tuviste alguno de estos sueños en estos días, o si lo tenés a lo largo de estos últimos meses del 2020, la pregunta sería ¿en qué área de tu vida estás dormida y lxs demás están decidiendo por vos? ¿En qué situación o situaciones tenés que plantarte?

Por otro lado, puede pasar que hayas estado soñando con incendios. En astrología, no decimos que los planetas nos afectan o causan cosas, sino que está operando el principio de correspondencia. Algo se mueve en el cielo y algo se mueve en la tierra, en nosotres, como un juego de espejos. Entonces, este tránsito de Marte en Aries y los incendios se corresponden en el plano simbólico. Algunos de estos incendios tienen que ver con el cambio climático, otros son causados por los ecosistemas y muchos otros son intencionales. Se trata de una destrucción de los bosques y humedales para el agronegocio, para las mineras y para construir barrios privados. Entonces, ¿qué vamos a hacer con eso? ¿Vamos a plantarnos y exigir respuestas y acciones concretas o vamos a quedarnos llorando por la destrucción de estos espacios? ¿O nos vamos a creer que esta es la única forma de lograr progreso económico? Puede pasar que hayas soñado con incendios antes de que estuvieran sucediendo. Estos serían sueños premonitorios que hablan de cuestiones colectivas, pero también tienen un significado a nivel personal. Como si en sueños empezara a venir la data de lo que vamos a estar experimentando después.

También puede pasar que sueñes con alguien a quien querés mucho y después hables con esa persona y, efectivamente, hayas “acertado” en el estado de ánimo que registraste en sueños. Si estamos conectadxs a alguien, nuestros inconscientes están vinculados, de ahí la posibilidad de que el sueño tenga data precisa sobre el otrx y también para unx mismx, por supuesto. En el inconsciente no hay tiempo ni espacio, de ahí que sea posible la conexión en ese terreno. Además, es muy habitual soñar con famosxs. ¿Por qué? Porque ellxs son encarnaciones de la psiquis colectiva y en ellxs proyectamos cualidades que están en nosotrxs pero de manera inconsciente.

Y, más allá de esta data, puede aportar mucho que lleves tus sueños a tu espacio terapéutico. En los sueños hay mucha información, literal y metafóricamente hablando. Hasta acá llegamos por hoy. Adiós.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *