,

Luna Llena en Piscis

Por Lu Gaitán

¡Hola, bellezas! ¿Cómo va eso? 

Este lunes 20 de septiembre tenemos Luna Llena en Piscis y, de este modo, cerramos un ciclo que empezó en marzo de este año. Increíble que hayan pasado seis meses, ¿no? Bueno, sí, pasaron seis meses y mil millones de cosas. Así que hacé memoria y fíjate qué estabas haciendo por entonces y qué está pasando ahora. ¿Hay alguna conexión? Atención, porque esa conexión puede ser muy concreta y material, como por ejemplo, empezaste a trabajar en un proyecto y ahora está por salir a la luz, o bien puede ser más sutil, más interna, más emocional. Tal vez, hace seis meses, en medio de la temporada pisciana empezaste un proceso terapéutico porque estabas harta de vivir en el Día de la Marmota o como en la serie Muñeca Rusa donde se repite una y otra vez el mismo escenario. Y ahora estás viendo los frutos de ese proceso. Igual, convengamos que es bastante difícil hablar de “los resultados” del trabajo terapéutico. Por eso te decía que podía ser algo sutil…

Con la Luna Llena puede haber insomnio y desborde emocional (obvio que esto no aplica si ya estás en una desde hace tiempo, en ese caso, espero que tengas acompañamiento terapéutico). Lo del desborde emocional aplica más que nunca a una Luna Llena en Piscis conjunción a Neptuno. Dejá salir lo que sea que sientas, no lo reprimas, acompañalo. Y, una vez que baje la espuma emocional, es probable que descubras de dónde viene todo eso que sentís. Mercurio está en cuadratura a Plutón: las puertas de la psiquis se abren para ver qué hay. Dicho sea de paso, el 25 de septiembre, Mercurio empieza a retrogradar, así que, post desborde emocional, tendremos la oportunidad para reflexionar y ver qué hay ahí. La retrogradación dura tres semanas y ya sabés lo que dicen por ahí: que vuelven ex parejas, ex amantes, ex amigues, ex compañeres de la vida. Y también puede ser que volvamos nosotras. Si hay que volver a entablar un vínculo o no, si hay que dar oportunidades de vuelta o no, yo no sé, no te puedo decir. Eso lo vas a tener que decidir vos. A veces esa vuelta puede ser concreta y material, como un mensaje, un llamado, un mail, un reencuentro casual en la calle y, otras veces, puede ser una vuelta en pensamientos o en sueños. En el plano simbólico es lo mismo, en el plano material y concreto no lo es, desde ya que no. Lo que me parece interesante de esta retrogradación de Mercurio post Luna Llena en Piscis es que podemos llegar a ver a las cosas de otro modo. Lo que sea que veamos, seamos compasivas y no nos castiguemos. Por favor. 

Otro de los posibles escenarios de esta Luna Llena en Piscis conjunción Neptuno es la ansiedad. Yo creo que la ansiedad aparece encubriendo la angustia. Como no queremos entrar ahí, porque nadie quiere sentirse mal y porque nuestra cultura valora muchísimo la racionalidad, le damos rosca a la cabeza. Y bueno, después tenemos el corazón acelerado, la respiración corta, la sensación de que algo malo va a pasar ya mismo. La mente se dispara creando escenarios que no están pasando ahora. Y que tal vez nunca sucedan. Y acá quiero hacer una salvedad porque creo que merece la pena. En el último tiempo, escuché a muchas personas hablar de Eco Ansiedad, que es básicamente la ansiedad por el colapso ecológico. En general, veo que el tratamiento que hacemos sobre esto es reducido y muy parcial, justamente porque repetimos el discurso de que “eso no está pasando ahora”, como si la ansiedad viniera porque tengo miedo de que mi pareja me deje y está al lado mío tomándose un cafecito. La verdad es que el colapso ecológico sí está pasando ahora y no es un problema de las generaciones futuras. Es un problema de las generaciones actuales. Es un problema nuestro que se va a agravar, si todo sigue así, en los próximos años. Pero el agua ya está faltando y ya está siendo contaminada con agroquímicos, hay sequías y hay inundaciones y en Latinoamérica tenemos récord de persecución política a campesinos e indígenas que son, pese a lo que muchas personas creen, quienes llevan adelante la defensa de los territorios y la biodiversidad. No, no es algo de chetos veganos de Palermo, de Berlín o de California. Entonces no es Eco Ansiedad lisa y llana, porque no son escenarios creados por la imaginación. ¿Por qué hablo de esto? Bueno, no solo porque me interesa, me atraviesa y sé que a muchas personas también les pasa, sino porque, a nivel astrológico, siempre que estamos en presencia de lo pisciano y neptuniano, se activa la híper sensibilidad y apertura a lo que pasa a nivel colectivo. Y bueno, estamos en una. Lo que quiero decirte es que estos días de Luna Llena puede ser que la sensibilidad por lo colectivo esté exacerbada. Y quiero validarla, no te quiero decir que estás exagerando, o que estás flasheando y que es muy fácil sentir que estamos en una derrota, que ya está que ya fue, que mejor nos extingamos como Humanidad porque somos un virus. Bueno, no es toda la Humanidad la responsable del colapso ecológico, sino los más ricos, los países del norte de este mundo y las mega corporaciones. Y otra cosa que te quiero decir es que, si este mundo te duele, no tires la toalla, que actives por vos, por otras personas, por los animales, por los ecosistemas. Y, si ya estás activando y estás agotada, también vale descansar, mimarse, distraerse, dormir… Al modo pisciano, tomarte una birra o fumarte uno. Sé que muchos puristas van a decir que no hay que hacer eso, que eso está mal, que es anestesiar. Bueno, tranqui, si en vez de infinito dolor, voy a sentir un dolor con el que puedo lidiar y hacer algo, entonces bienvenida esa anestesia. Otra cosa completamente diferente es que tengamos un consumo problemático de sustancias y puede ser que esta Luna Llena deje en evidencia eso para algunas personas. Dicho sea de paso, también usamos el amor romántico, la comida, las redes sociales, el trabajo, las películas y la espiritualidad como forma de evadirnos y no hacer contacto profundo. Puedo imaginarme que muchas personas van a darse cuenta de eso con esta luna. 

Por último, esta Luna Llena es para todes, pero prestale especial atención si tenés algo de Géminis, Sagitario, Virgo o Piscis en tu carta natal en los últimos diez grados, porque lo vas a sentir mucho más. 

Muchas gracias por haber llegado hasta acá, por compartir este pódcast en tus redes sociales, con tu gente querida. 

Si me querés escribir, podés hacerlo a través de mi correo electrónico hola@lugaitan.com. También en mi pagina web lugaitan.com

Abrazos.

,

Luna Nueva en Virgo

Por Lu Gaitán

¡Hola, hermosores! ¿Cómo va eso? Este lunes 6 de septiembre tenemos una Luna Nueva en Virgo. Un nuevo comienzo. Pero antes de eso, quiero hacer un pequeño racconto como para entrar en contexto. Modo Virgo encendido. 

Venimos de dos Luna Llenas en Acuario. Este es un evento atípico, porque suele haber una sola Luna Llena en cada signo. Con esas Lunas Llenas asistimos al final de cosas. ¿Qué cosas? Bueno, de temas acuarianos: formas de relacionarnos, formas de pensar y proyectos a futuro. Cuando hablo de vínculos y Acuario, estoy haciendo referencia a la forma que tenemos de vivir la libertad vincular. En general, tenemos una tendencia a creer que libertad es “hago lo que me pinta y al que no le gusta, que se curta”. Una idea bastante individualista. Después de todo, Acuario está regido por Saturno y por Urano. O sea que responsabilidad viene con libertad. ¿Qué es responsabilidad vincular y qué es libertad? Bueno, sobre eso vamos a trabajar en este nuevo ciclo lunar que empieza el 6 de septiembre. Y en esto de los vínculos, Acuario nos habla de lo colectivo y comunitario. Creo que, en general, no sabemos cómo participar de estas dinámicas. Nuestra cultura es muy individualista. Y si aparecen los vínculos es con MI PAREJA, MIS AMIGOS, MIS HIJOS, MIS ANIMALES y MIS PLANTAS. Nos manejamos endogámicamente. Acuario nos abre a lo exogámico, a lo que es diferente. Bueno, en realidad, esa es una cualidad del elemento Aire, o sea, Géminis, Libra y Acuario. Ahora, cuando aparece lo colectivo y la otredad, no tenemos ni idea de qué hacer o cómo hacer. Es interesante porque participar de dinámicas grupales nos pide también mucha reflexión personal.  Pero no nos quedemos a dormir en la reflexión personal, porfa. Estamos asistiendo al tiempo de lo comunitario y necesitamos desarrollar otra musculatura. Otro entrenamiento. ¿Y cuándo lo vamos a hacer? Yo creo que esta Luna Nueva en Virgo es para eso. Acordate que no lo tenés que hacer todo hoy porque la Luna Nueva abre un ciclo de seis meses. Proceso es LA palabra para estos tránsitos astrológicos. 

Con las Lunas Llenas en Acuario, puede ser que también te hayas dado cuenta de que hay cosas que hace tiempo pensabas que querías lograr y ahora que finalmente están pasando, ya no tienen demasiado sentido para vos. Muchos de nuestros deseos están atravesados por la idea de éxito de nuestra sociedad: reconocimiento, dinero, likes, visibilidad, poder adquisitivo, seguidores… Son modelos hegémonicos de cómo hay que vivir y a qué cosas tenemos que aspirar. ¿Y ahora qué pensás y qué sentís en relación a eso?  Si estas Lunas Llenas movieron tu idea de éxito y felicidad, con la próxima Luna Nueva es tiempo de que se acomoden en el cuerpo y empezar a hacer algo diferente. La Luna Nueva en Virgo nos abre un periodo de tiempo donde la clave es la mutación. Un cambio que es lento y es sentido. Cada Luna Nueva nos habla del comienzo de un ciclo de seis meses, así que estamos empezando algo, pero ese nacimiento no viene de la nada. No es por generación espontánea, sino por evolución. Evolución en el sentido de que hay cierta lógica, no en el sentido de que necesariamente estamos yendo hacia algo mejor.

Virgo es un signo mutable de tierra, regido por Mercurio. En criollo: las grandes ideas tienen que bajar al cuerpo. Tenemos que darles forma en cosas concretas. No lo vamos a hacer hoy ni mañana. Tampoco va a ser un proceso rápido. Va a llevar tiempo. Una Luna Nueva en Virgo nos habla de la importancia de los procesos lentos y procesados. Y acá hago una advertencia, porque una de las palabras asociadas a Virgo es postergación. Hacer planes, medir, estudiar y analizar lo que puede llegar a pasar. Está bien, es necesario. Ahora, no te quedes a dormir para siempre en esas planificaciones. Para les que disfrutan de la planificación, les traigo una buena noticia: el mes de septiembre vamos a tener 6 planetas retrógrados, o sea que está todo dado para planificar y pensar. Dar vueltitas. Si sos del team acelere, vas a tener que bajar un cambio porque el ritmo generalizado es LENTO. Yo creo que puede ser frustrante, sí, pero también, dada la intensidad de este último año y medio, nos viene bien para asimilar y pensar bien hacia dónde queremos ir. Armar estrategias y planes de acción. Y empezar a caminar esos nuevos territorios. Esto aplica a los cambios en la alimentación, en la cosmética, los productos de limpieza que usás para tu casa, la forma de ir al trabajo y si usás bolsas de plástico o de tela (que sean de tela, plis). 

Pero no solo aplica a estas cuestiones muy cotidianas y muy virginianas, también es un nuevo ciclo para hacer cosas en concreto con eso que le queremos dejar a la Humanidad. Con eso que queremos dejar en la Tierra. Suena muy gigante, pero estamos en ese momento ahora. ¿Cuáles son mis fundamentos astrológicos para decir esto? Que la Luna Nueva sucede en oposición a Neptuno. Y, siempre que aparece Neptuno, estamos en presencia de dinámicas que claramente exceden al individuo, su metro cuadrado, su familia, sus gatos y sus plantas. Marte también está en oposición a Neptuno. Así que, tal vez, y a riesgo de sonar como una delirante (no me da miedo eso, ya estoy re jugada), tal vez esos grandes anhelos y deseos que nos atraviesan, de un mundo sin esclavitud animal, no sea un sueño creado por la mente humana, sino un sueño que la Tierra, como entidad viva, está soñando a través nuestro. Hablo de los animales porque estoy atravesada por el acuerdo porcino con China y por otros acuerdos que se vendrán, que incluyen a gallinas y peces. Pero también podemos hablar de los desmontes en Chaco y la crisis en la que está el río Paraná. 

Esta Luna Nueva en Virgo es para todes pero especialmente para los mutables: Géminis, Virgo (obvio), Sagitario y Piscis. Así que, si tenés algo en esos signos, prestá especial atención a esto. 

Por otro lado, podés aprovechar los días antes de la Luna Nueva (es el 6 de septiembre) para limpiar, ordenar y reciclar cosas en tu casa. Ah sí, sí, todo muy Virgo. 

Bueno, hermosores, hasta acá llegamos por hoy. Si me querés comentar algo, bienvenido tu mensaje a través del correo electrónico hola@lugaitan.com. También podés visitar mi web lugaitan.com. Gracias por compartir este pódcast con tu gente querida. Un abrazo grande.