,

10 sobre Andrés

Por Nano Barbieri

En el auge de la acusación, vale intentar una banca. Y aunque no lo necesite: Andrés Calamaro. Porque creo que a las bandas sonoras de la vida se las respeta, abro la puerta como un poeta fértil, dándose a conocer. 

1- Calamaro dedicó su insomnio a jugar con Twitter, la red que rinde homenaje al pecado original de hacer un universal de un particular. Entendió que la polémica era el único lenguaje posible. Algo inentendible para el mundo de las consignas. Fue juzgado con la contra-vara: el apego a la literalidad. La fábrica de bobos.

2- Maneja la prolijidad danesa de Alta Suciedad y el caos conurbano del Salmón con igual maestría. Y si descuida la coherencia es porque acaso simplemente no la considere un valor. Tal vez la incomodidad sea su ruta. Será mejor así.

3- Le rindió el mejor homenaje a la amistad para su mentor, Miguel Abuelo: “Todavía te envidio algunos versos, como aquel de los pedazos rotos del espejo interior”. Y tenía buena piña, Miguel. “Tuve la extraña y pura suerte de estar cerca de él”. Tal vez su canción más hermosa. 

4- Es un jugador de equipo, como pocos lo fueron, como pocos lo son: grabó con Cantilo, Gieco, García, Páez, Pappo, Los Palmeras, Julio Iglesias, Intoxicados, Estelares, Ceratti, Sabina, su propio hermano Javier, Ratones, Bersuit, Celeste Carballo, Damas Gratis, el Indio y tantxs. 

5- Es el rey de la nostalgia. Todo lo demás también, El novio del Olvido, Elvis está vivo o mucho más atrás, desde el año 88, al menos. Me olvidé de los demás: “Cruzo la Carretera Sur con amabilidad”. No me pidas que no sea un inconsciente. ¿Paloma? Interminable lista. 

5- “No me importa en qué lío se meta Maradona, es mi amigo y es una gran persona el Diez”. Que discutan los demás. En Cargar la Suerte, Calamaro define a su Mafia: mi amistad y mi riñón, una cuestión de gratitud. Algunos nos sentimos de alguna manera, amigos. ¿Está mal? “Cuando ladra la moral, en modal inquisición”. 

6- Hablar de cierta risa sobre el uso de la rima o lo elemental de las canciones. Fontanarrosa decía que la simpleza es un punto de llegada, nunca de partida. Al que no le guste, que recoja los restos de “No habrá flores en la tumba del pasado”, acaso un resumen de época en escasas 8 palabras. 

7- Fue telonero y compañero de la gira por España del cantante y poeta más grande del siglo XX. Dylan lo llamó el “Rey del ritmo”. Una de las canciones favoritas de Andrés es “Emotionally yours”. Ahí está él, se nota y le encanta. Eso también es Honestidad Brutal.

8- Conocedor profundo de la música y la cultura popular latinoamericana. Tango, el vastísimo universo del folclore, rock. ¿Lo vieron tocar en vivo?: ese es el primer respeto. I know my song well before I start singing, Dice Dylan, comparte Calamaro. 

9- El gesto más progresista posible es mover las aguas calmas del consenso estanco. Con buena leche, es algo para agradecer. Con mala leche, es acusación. Una más, y van, de la policía virtual. 

10- A las bandas sonoras de la vida, otra vez, se les agradece. 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *